Top momentos de Las crónicas del Campamento Mestizo — Modus Leyendi - Blog Literario

14 agosto 2021

Top momentos de Las crónicas del Campamento Mestizo



He decidido que este agosto sea el mes de Percy Jackson y todo el mundo que gira en torno al Campamento Mestizo porque va a ser la primera vez en casi diez años que no voy a tener historias nuevas y no tiene pinta de que la serie vaya a salir este año; así que tengo que compartir mi amor por esta saga. Por esto hoy os traigo mis momentos favoritos de todas las sagas del Campamento Mestizo. AVISO SPOILERS



Creo que todos sabemos que el final de La marca de Atenea es uno de los mejores finales que ha tenido un libro para que quieras leer cuanto antes la siguiente parte. Percy y Annabeth cayendo al Tártaro y tener que esperar un año para la continuación de la historia nos mató a todos. Si a esto le añades a Percy diciendo que no va a dejar a Annabeth nunca más y mirando a Nico para que le prometiera que llevaría a los demás a la Casa de Hades, consigues el momento perfecto para el arco evolutivo de las relaciones de Percy y todos estos personajes. Maravilloso. 





Otro momento que me parece una maravilla es Apolo viendo la muerte de Jason. Yo no soy fan de Jason y nunca lo seré, pero ese momento fue lo más triste que hemos vivido los mestizos en toda esta aventura. Ninguno nos lo esperábamos, pero era necesario por muchos motivos. Jason ya no daba para más como personaje, había cumplido su ciclo, y Apolo necesitaba algo que le recordara cuando volviera a ser un dios qué era ser humano. La muerte de Jason sirvió para eso y, sinceramente, alguna lágrima se me escapó. 





Hablemos de todos los grandes momentos que nos ha dado Nico a lo largo de las sagas. El primero de esos momentos que quiero destacar es cuando Nico se autoproclama rey de los fantasmas. Después de pasar tanto tiempo solo con Minos y haberse sentido impotente y triste por la muerte de Bianca, Nico da el primer paso para el perdón y la aceptación no solo de sí mismo sino de su situación actual cuando toma consciencia de todo su poder y lo utiliza para ayudar a Percy. Es el primer paso de un de los mejores arcos de personajes que he visto en una saga middle-grade.  





Siguiendo con Nico no podemos olvidar su entrada a la Batalla de Manhattan con su padre. Nico se pasa la mayor parte de este libro o bien ayudando a que Percy se vuelva invulnerable o bien intentando convencer a su padre de que tiene que tomar partido en la guerra contra Kronos. Esa entrada muestra muchas cosas de Nico. Primero que es uno de los semidioses más poderosos del último siglo. Segundo que sabe qué es lo importante realmente pese a todas las culpas y traumas que lleva consigo. Tercero que es el único que podría haber convencido al dios del infierno de hacer algo que no quería hacer, y eso tiene mérito.





Uno de los momentos más divertidos con Nico sucede en El hijo de Neptuno cuando se encuentra con Percy en el Campamento Júpiter y finge que no le conoce de nada. Es que yo casi me muero de la risa leyendo eso. Nico que lleva obsesionado con Percy tres años finge que no le conoce de nada. Una maravilla. Pero también muestra algo importante de la personalidad de Nico y es que conoce mejor que nadie cómo trabajan los dioses y cuándo es el momento de actuar y el momento de observar. 





Hay más momentos de Nico pero quiero centrarme en Percy por un momento en el Campamento Júpiter porque cómo vamos a olvidar el reencuentro Percannabeth que todos estábamos esperando. Ese momento en el que Percy se acerca a Annabeth todo contento y va Annabeth y le tumba amenanzándole y todo el Campamento quiere mater a Annabeth y Percy solo se ríe. Es que es la definición de cómo funciona esta pareja. 





Hay otros dos momentos de esta pareja que quiero destacar. El primero Percy volviéndose invulnerable y perdiéndose a sí mismo, a punto de ahogarse, hasta que se le aparece Annabeth. La parte de su cuerpo que escoge es su punto débil físicamente, pero es Annabeth su mayor debilidad. Ya se lo dijo Atenea dos libros antes: perdería el mundo por sus amigos y Annabeth es la persona más importante de su vida. El segundo es el beso subacuático, no tengo nada más que decir. 






Mis dos momentos favoritos son el final de La Torre de Nerón y una escena de La casa de Hades. El final de La Torre de Nerón es el final perfecto para una saga tan larga. Vamos de personaje en personaje que ha sigo importante para la trama y vemos dónde están y qué van hacer. Se deja abierto en algunos momentos por si un día Rick Riordan decide continuar la historia de algunos personajes. Cerrar toda esta historia era complicado y creo que Riordan hizo un gran trabajo. 





Creo que todos sabemos qué escena de La Casa de Hades es de la que estoy hablando. La escena de Cupido. Esa escena nos destrozó a todos y fue un antes y un después para el personaje de Nico. Tener a Jason al lado para decirle que estaba bien que fuera gay - pero que tenía un pésimo gusta - era lo que Nico necesitaba para asumir que no tenía ninguna posibilidad con Percy y asumir su sexualidad para continuar con su vida. 10/10. 




¿Habéis leído estas sagas? ¿Cuál es vuestra saga favorita? Todo en comentarios y nos vemos en el próximo post. 



Publicar un comentario

Si comentas, te dejaremos un comentario en tu blog.

Por favor, NO hagáis SPAM, NI SPOILER y tratad a nuestros bigotudos con RESPETO.

NO QUEREMOS URLS.

Si queréis QUE SIGAMOS VUESTRO BLOG COMENTAD UNA ENTRADA, SOLEMOS DEVOLVER COMENTARIOS y si nos gusta, OS SEGUIREMOS.

Atte. Lady Moustache, Atenea y Luna