Relectura #07 - La casa de Hades — Modus Leyendi - Blog Literario

14 septiembre 2021

Relectura #07 - La casa de Hades

La casa de Hades es mi libro favorito de Rick Riordan y, por eso, me daba tanto miedo releerlo. Un miedo totalmente infundado porque sigue siendo el mejor libro del autor, sin duda. Os recuerdo que tenéis reseña sin spoilers en el blog y que a partir de aquí habrá MUCHOS SPOILERS. 


Creo que lo primero que hay que hacer para hablar de este libro con detalle es hablar de Nico di Angelo, el mejor personaje de todo el universo de Rick Riorda. Nico es el protagonista indiscutible de esta novela pese a que no narre nunca. Es el encargado de llevar a los cinco semidioses del Argo II a la Casa de Hades para cerrar las Puertas de la Muerte y rescatar a Percy y Annabeth. Pero, además de esto, conocemos mucho más a Nico y sus motivaciones para estar siempre solo y aislado del mundo. Todos sabemos que estoy hablando de la escena con Cupido. Cupido, el dios del amor, es el más cruel de todos los dioses que existen porque el amor es cruel y duro. Y para Nico aún más. 


Nico di Angelo es un niño de los años 30 italiano. Se crio en la época de Mussolini con la Segunda Guerra Mundial a punto de estallar y cuando ser gay era tabú e imposible de concebir. Hijo de Hades y gay es la combinación perfecta para que Nico se sienta completamente aislado del mundo. Cuando Cupido le fuerza a confesar que esta enamorado de Percy es la peor pesadilla de Nico. Se avergüenza de lo que es porque se crio pensando que ser gay era una aberración. Aunque cueste creerlo se ha avanzado bastante en este sentido, pero Nico esta atascado en los años 30 y es muy difícil salir de ahí. Toda esa escena roza la tortura psicológica, pero es un paso necesario. No es la forma, desde luego. Cada uno debe salir del armario a su ritmo; pero era necesario que Nico lo hiciera y que Jason le apoyara para que se diera cuenta de que puede ser él mismo y tener amigos. La escena es dolorosa, injusta y algo que no le desearía ni a mi peor enemigo; pero es el punto de inflexión de Nico y su evolución se acelerará desde este momento. 



Creo que también es un buen momento para hablar de la relación de Percy y Nico. Todos sabemos que Percy es un poco corto a la hora de ver a quién le gusta y Nico es el ejemplo perfecto de esto. Pese a que Nico haya superado lo de Percy, sigue siendo una persona muy importante en su vida porque fue su primer crush, su primer enamoramiento. Percy siempre ha estado pendiente de él y siempre le intenta proteger; pero Nico hace exactamente lo mismo. Nico fue al Tártaro por Percy y localizó las Puertas de la Muerte para él. Le promete proteger a los cinco del Argo II y llevarlos a la Casa de Hades porque, por mucho que le cueste admitirlo, Percy Jackson siempre será fundamental para la construcción de Nico y viceversa. 



Seguimos con estos dos primos con una relación tan compleja. Nico es mejor persona que Percy o eso piensa Percy porque Nico es el único que recuerda a Bob, el titán y le trata como a un amigo. Gracias  a Nico, Bob siente que Percy es su amigo porque le habla bien de él, le cuenta lo amable que es y lo buena persona que es. Pero lo cierto es que Percy no pensó en Bob ni una sola vez tras su encuentro en una de las historias cortas de uno de esos libros extra del universo (sí, hay que leerlo antes de esta novela; lo siento). A la vez, Percy se olvida por completo de Calipso y todas las promesas que le hizo. En la escena en la que Percy se enfrenta a las arai, Percy se da cuenta de que puede que sea un héroe pero tiene mucho que mejorar. Las arai son las encargadas de vengar a los caídos y los perdedores. A lo largo de los libros Percy ha matado a multitud de monstruos y ha faltado a demasiadas promesas y es en este momento donde tendrá que rendir cuentas y se dará cuenta de que, quizás, Nico di Angelo sea mejor héroe que él porque puede que Nico sea siniestro y un hijo de la muerte; pero siempre recuerda a sus amigos y les protege. 


En este libro también destaca el papel que tienen Percy y Annabeth dentro del grupo de los siete. Sin ellos están perdidos. Annabeth era la líder y la estratega del grupo. Ella era la chica de los planes y las mil ideas; así que sin ella están condenados a la improvisación y a no tener ni idea de que pasa. Annabethe, como se vio en el libro anterior, no tiene poderes extraordinarios; pero es su ingenio lo que hace que sea la líder perfecta para este grupo de semidioses. Percy, por su parte, es el semidios con más experiencia. Sí, Jason ha combatido y ha triunfado; pero es Percy el que acabo con los titanes, el que mejor controla sus poderes y el único que capaz de improvisar con orden. Jason y Frank intentan sustituirlos; pero es imposible porque Percy y Annabeth llevan años compenetrándose y eso es lo que les hace un equipo imparable. 


Tengo que decir que Frank es mi personaje favorito de esta horneada de héroes. Frank es torpe, dulce y despistado; pero también es valiente y hace lo que es necesario para proteger a sus amigos. Es hijo de Marte, pero no le gusta la guerra ni la violencia. Sin embargo, sabe utilizarla cuando es necesario. Personalmente me encanta que el físico de Frank cambie a medida que su confianza aumenta. Cuanto más confianza tiene, más aspecto de líder romano posee. Frank es un líder natural pero para ser líder tiene que creérselo primero. La vida no se lo ha puesto fácil entre que su vida este ligada a un palo y que su padre le este gritando en su cabeza en sus dos formas; pero Frank es quien es y no puede huir más. Liderar las tropas de muertos romanos es el punto en el que Frank se vuelve el preator que siempre tuvo que ser. 


Me parece muy interesante que a lo largo de todos los libros se habla de que los dioses mayores están incapacitados por culpa de la división de sus personalidades griega y romana. Sin embargo, los menores no. Los menores no lo están porque nadie les presta atención y eso me parece triste y a la vez muy ejemplificador de cómo funciona la sociedad. A lo menor no se le presta atención, pero son esas cosas pequeñas las que más pueden cambiar el destino de todos. Los dioses menores son los que ayudan a los siete a llegar a Grecia porque el amor, la magia o los vientos son siempre iguales en Roma o en Grecia. 



¿Qué os ha parecido? ¿Habéis leído este libro? Todo en comentarios y nos vemos en el próximo post. 

1 comentario

  1. ¡Hola! Este libro ya lo leí y me encantó. Justo he terminado el 4 de las pruebas de Apolo y es que el autor no defrauda.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Si comentas, te dejaremos un comentario en tu blog.

Por favor, NO hagáis SPAM, NI SPOILER y tratad a nuestros bigotudos con RESPETO.

NO QUEREMOS URLS.

Si queréis QUE SIGAMOS VUESTRO BLOG COMENTAD UNA ENTRADA, SOLEMOS DEVOLVER COMENTARIOS y si nos gusta, OS SEGUIREMOS.

Atte. Lady Moustache, Atenea y Luna