Reseña #536 - Glory, Passion, and Principle — Modus Leyendi - Blog Literario

08 febrero 2021

Reseña #536 - Glory, Passion, and Principle




   Autora: Melissa Lukeman Bohrer 
   Editorial: Atria Books
   Nº de páginas: 288
   Saga: Autonclusivo (Sin traducir)
   Género: No ficción histórica
   Fecha de publicación: 2004
   Precio: 16,99
   ISBN:  9780743453318
   Puntuación:  


   

  Sinopsis:  John Adams, Thomas Jefferson, Benjamin Franklin... estos son los nombres que típicamente asociamos con la Revolución Americana. ¿Pero la Historia Americana fue escrita únicamente por hombres? ¿No hubo mujeres influyentes? ¿No hubo mujeres que tuvieron un impacto en la fundación de América en sus años cruciales y formativos, en su lucha por la independencia? De hecho, hubo... aunque sus contribuciones han sido pasadas por alto o ignoradas durante más de doscientos años. Hasta ahora. Gloria, Pasión y Principio es un extraordinario viaje a través de la América revolucionaria vista desde la perspectiva de una mujer. Aquí están las historias menos conocidas de ocho mujeres influyentes que lucharon por la libertad - por su país y por ellas mismas - a toda costa. Ya sea asesorando a prominentes líderes masculinos en teoría política (Abigail Adams), usando sus plumas como espadas (Phillis Wheatley, Mercy Otis Warren), actuando como espías militares (Sybil Ludington, Lydia Darragh), o yendo a la batalla (Molly Pitcher, Deborah Sampson, Nancy Ward), estas mujeres se liberaron de las limitaciones que se les habían impuesto, de la misma manera que nuestros antepasados lo hicieron resistiendo el dominio británico en suelo americano... y sentando las bases de los Estados Unidos tal y como los conocemos hoy en día.

Este es un libro de no ficción que no esta en castellano, así que no se cuánto os puede interesar; pero bueno yo lo dejó por aquí para, al menos, informaros de alguna cosa que a lo mejor no sabías. Estas son las historias de ocho mujeres que lucharon en la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos y que han sido olvidadas por la historia. Puede que alguna os suene, pero estoy segura que otras no; por lo que os voy a contar un poco de qué trata cada historia. 


La primera mujer que tenemos es Sybil Ludington. Sybil era una niña cuando estalló la Guerra y su padre se convirtió de un día para otro en comandante de las tropas de los colonos. Sybil era una chica a la que encantaba montar a caballo y su habilidad salvo el culo (literalmente) de su padre y del resto del Ejército Continental porque gracias a ella se pudo alertar de un ataque británico que podría haber destruido a la mitad del Ejército. 


La segunda es Phillis Wheatley, una mujer afroamericano que se dedicó a la poesía en esa época. Nacida en algún punto de Africa, fue secuestrada y vendida a la familia Wheatley. Pronto descubrieron que era muy buena con las palabras y la educaron para que aprovechara todo su potencial. Sus poemas son considerados el inicio de la literatura negra en Estados Unidos. 


Abigail Adams es, quizás, la más conocida de esta lista. La esposa del segundo presidente de los Estados Unidos escribió repetidamente a los Padres Fundadores para que no olvidaran a las mujeres. Por desgracia no le hicieron demasiado caso. Se dice que muchos de los discursos de Adams son en realidad de Abigail. 


Mercy Otis Warren es la Hamilton en mujer. Le gustaba más que a nadie meterse con los Padres Fundadores por ser unos inútiles escribiendo propaganda (ella escribió casi todas los pasquines de la Revolución) y de la incompetencia de Adams (se perdió yendo a la Casa Blanca, no digo más). Su historia es la más divertida sin duda. 


Lydia Darragh fue una espía cuáquera que salvó el culo (sí, estos hombres son una inútiles y tienen mucha suerte de tener mujeres competentes en su vida.) de Washington pocos meses antes de que tuviera lugar la batalla de Yorktown. Vamos que sin ella a lo mejor los Estados Unidos no hubieran existido. ¿A que eso no te lo contaron en clase?


Molly Pritcher fue una mujer que al morir su marido en batalla cogió el cañón y se dedico a machacar a los británicos. Así, como la que va a comprar el pan. Yo es que soy muy fan de esta mujer. Le matan al marido y decide vengarse a cañonazo limpio, todo muy normal. 

Deborah Sampson, por su parte, se disfrazó de hombre para poder luchar. No le dejaron como mujer, así que se puso ropa de hombre, se alistó y se puso a matar británicos. Como debe ser. Es la primera mujer de la historia en recibir una pensión de veterana y le costó un triunfo que Washington tragara su orgullo. 

La última es Nancy Ward que fue la primera diplomática de los Estados Unidos. Esta mujer cheroqui se dedicó a firmar un millón de tratados de paz que se incumplían cada poco por ambos bandos. Vaya que tenía que estar hasta los ovarios de los hombres y con razón. Primero la liaban y luego ella tenía que solucionarlo.


La historia de estas ocho mujeres son inspiradoras y tristes. Ver como se las borró de la historia nos hace plantearnos cuántas mujeres más estarán ahí para que las descubramos. 




 

Recordad que si compráis el libro a través del enlace de ¡Lo quiero! con vuestra compra nos dais una pequeña comisión al blog. Muchas gracias de antemano por ayudar a que Modus Leyendi sobreviva.

1 comentario

  1. ¡Hola! Me alegra ver que ha sido una novela que te ha resultado interesante y con la que has aprendido. La verdad es que en mi caso es un período histórico que no me llama especialmente la atención, así que con esta no creo que me anime.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar

Si comentas, te dejaremos un comentario en tu blog.

Por favor, NO hagáis SPAM, NI SPOILER y tratad a nuestros bigotudos con RESPETO.

NO QUEREMOS URLS.

Si queréis QUE SIGAMOS VUESTRO BLOG COMENTAD UNA ENTRADA, SOLEMOS DEVOLVER COMENTARIOS y si nos gusta, OS SEGUIREMOS.

Atte. Lady Moustache, Atenea y Luna